La Gestión en 2017: 3 generaciones de gestores para capitalizar los RR.HH. de la empresa

La Gestión en 2017: 3 generaciones de gestores para capitalizar los RR.HH. de la empresa

La gestión se beneficia de tres generaciones de gestores en la empresa. Ya hayan sido promocionados por sus competencias o contratados por su liderazgo, todos los gestores benefician a la organización si desempeñan su papel de correa de transmisión.

La Gestión de los años 80/90

Los gestores de los años 80 promocionaban por sus competencias profesionales. Los de los años 90, pioneros de las nuevas tecnologías, eran «gestores» contratados. Se podía ver en cada uno de ellos al futuro responsable de RR. HH. de su equipo. La gestión se orientaba hacia una función de RR. HH. Los jefes o responsables de equipo debían convertirse en «gestores de proximidad» u olvidarse de cualquier perspectiva de evolución. Esta tendencia preocupó a los responsables cuya legitimidad descansaba sobre las competencias profesionales y cuya tarea consistía en… «producir». De la misma manera también desorientó a sus subordinados que veían a sus jefes como los mejores profesionales. Estos gestores se pusieron a producir a toda costa por las cifras y las estadísticas que les salvarían el pellejo y justificarían su capacidad de adaptarse.

¿Dónde estamos ahora, en los albores de 2017? La función de gestor ha evolucionado, ¡pero no como se preveía! El aporte de lo digital ha cambiado de manera considerable el panorama durante la pasada década, cambiando profundamente la estión en las empresas.

Gestor en 2017: una correa de transmisión

Los departamentos y responsables de RR. HH. aún existen, aunque menos teóricos y más conectados a Internet. Los gestores no son «de proximidad», o lo son muy poco. Sus tareas han continuado evolucionando. Las escuelas de gestión han florecido. Se promociona cada vez menos y se contrata cada vez más. El gestor no se ha convertido ni en director ni en responsable de RR. HH. Se le sigue pidiendo producir y mantener una buena disciplina de su equipo. Se espera de él que conjugue las expectativas de la dirección y los deseos de sus equipos. En resumen, los gestores de la nueva generación deben ser líderes capaces de aglutinar y descubrir los talentos todo ello practicando las políticas a corto plazo de las direcciones. Paso a los «intraemprendedores»

¡Hoy en día es impensable nombrar a un gerente en base únicamente a su desempeño profesional! Las herramientas de RR. HH., bien aprovechadas, pueden permitir que triunfe la selección… pero son solo herramientas. La gestión de una organización actual debe integrar funciones de RR. HH. para ser eficaz.

Independientemente de su edad y su trayectoria, el gestor actual debe mostrarse como un «intraemprendedor», un emprendedor en el seno de la organización. Ante él, el campo de acción es vasto: enlazar diferentes generaciones de trabajadores con el modo de gestión distintivo de cada una, conciliar las políticas financieras de la empresa y el bienestar de los empleados, etc. Su propósito es esencialmente permitir que los empleados se conviertan en «creadores»… lo que más necesitará la empresa el día de mañana para capitalizar sus recursos humanos y tener una gestión eficaz.

Y usted, ¿cómo ve los gestores de hoy en día?

¿Cuáles son sus prioridades?

¿Cuáles son sus retos?

Share Button