Blog FINANCE | 15 junio 2018

Big Data y Blockchain: tecnologías innovadoras en la gestión financiera

Bigdata Blockchain_691x511-compressor

La tecnología ha irrumpido hace décadas con fuerza en nuestras vidas y en estos años ha transformado radicalmente cómo vemos e interactuamos con el mundo. Todos los órdenes de la vida diaria se han visto mejorados, catapultados y han expandido sus límites gracias a los avances tecnológicos. La gestión financiera no ha quedado lejos de esta convulsión. Dos de los conceptos de aplicación más recientes en ese campo son el Big Data y el Blockchain.

La implementación del Big Data en la inteligencia financiera

Aunque es un «concepto de moda» en entornos relacionados con la tecnología y todo el mundo coincide que es una línea de trabajo imprescindible a día de hoy, existen ciertas dudas y confusiones  con lo que realmente significa Big Data y cómo se aplica de manera efectiva.Se considera Big Data a la gestión y análisis de enormes cantidades de datos que, a día de hoy, no pueden ser tratados de manera convencional, ya que superan los límites y capacidades de las herramientas de software habitualmente utilizadas para la captura, gestión y proceso de datos. Se trata, pues de un concepto que hace referencia a la especialización, al volumen y al marco tecnológico en el que se trabaja.

El objetivo de Big Data, como sucede con otros sistemas de análisis convencional, es transformar el dato desnudo en información de calidad que facilite la toma de decisiones, incluso en tiempo real. En ese sentido, la gestión financiera se ha podido beneficiar de esta aproximación al trabajo de campo, ofreciendo soluciones de software de gestión innovadoras, como Talentia Finance, que permiten un manejo de un volumen alto de datos en tiempo real y que ofrecen una visión ajustada y dinámica de las finanzas empresariales, mejorando ostensiblemente el rendimiento y capacitando a los responsables de la toma de decisiones, aumentando su control de la situación y su conocimiento del status financiero en todo momento.

El Blockchain, o la desaparición de los intermediarios

Otro de los conceptos omnipresentes a día de hoy en el mundo de la informática es el de Blockchain o cadena de bloques, tecnología en la que se basan las criptomonedas. El Blockchain puede transformar para siempre la manera en la que se transmiten los datos en la red y, por supuesto, el sector financiero a corto plazo. De hecho, los expertos vaticinan que será la principal herramienta de gestión financiera para 2020.

La tecnología Blockchain se basa en el registro distribuido, descentralizado y sincronizado de información de manera segura, ya que ésta se encuentra encriptada. En lo referente a las finanzas empresariales, plantea un escenario sin entidades bancarias, ya que las transferencias se realizan directamente entre el emisor y el receptor de una determinada cantidad, siendo la operación anónima, pero verificada por varios actores o nodos presentes en la misma red en la que se encuentran tanto emisor como receptor.

Una vez que la operación es verificada pasa a sumarse a otras similares en una cadena. La dimensión y el volumen de las operaciones de la cadena viene determinada por la propia red y, una vez que llega al límite, esa cadena particular se verifica de nuevo y se sella. Una vez que la cadena es sellada, todas las operaciones de la misma se llevan a cabo sin que puedan existir injerencias o modificaciones de terceros. Todos los procesos se realizan en décimas de segundo.

Más allá de tratarse de una tendencia, el manejo de información siguiendo este esquema será la norma en el sector en breve, por lo que el software de gestión financiera realmente innovador debe tener en cuenta este nuevo paradigma para garantizar la solidez y el flujo fiable de datos, así como la gestión financiera eficiente y adaptada a la nueva realidad.