Blog FINANCE | 9 enero 2018

Gestión del Rendimiento Empresarial: la evolución del reporting

Gestión del Rendimiento Empresarial

Los ciclos del reporting financiero se encuentran, más que nunca, bajo gran presión. Los nuevos estándares de cumplimiento, mayores expectativas de transparencia y los elevados niveles de trazabilidad han contribuido a un cambio considerable en la forma en que las organizaciones informan sobre su rendimiento. Como resultado, la Gestión del Rendimiento Empresarial se está convirtiendo en la tarea más estratégica ya que permite a las organizaciones ser más eficientes y mantenerse por delante de su competencia directa.

Los beneficios son claros: Un enfoque consolidado de los datos de negocio más importantes, y no solo de la información financiera, proporciona un contexto más amplio a través de comparativas presupuestarias detalladas y previsiones futuras, que combina los datos de todos los departamentos claves. Según este modelo, el proceso de reporting incluye indicadores avanzados del canal de ventas, análisis de la competencia, lanzamiento de productos y niveles de satisfacción del cliente.

Como el objetivo principal del reporting es revelar qué sucede en el negocio en cualquier momento, esta evolución es esencial para seguir el ritmo acelerado del panorama empresarial de hoy en día, con informes financieros accesibles a múltiples equipos para que pueda establecerse una colaboración.

El diálogo interdepartamental permite que el área de Finanzas pueda trabajar estratégicamente con el resto de los departamentos para mejorar el proceso de toma de decisiones.

Los sistemas de Gestión del Rendimiento Empresarial permiten a las partes claves interesadas tener acceso a la visión más reciente del negocio, frente a su presupuesto interno y a la competencia, así como al de la salud financiera de una empresa. La precisión de esto, sin embargo, depende en gran medida de la calidad de los datos. Si bien las hojas de cálculo se han usado tradicionalmente para informar, pueden ser engorrosas y propensas a errores costosos.

El software de Gestión del Rendimiento marca un cambio de enfoque.

Procesos extremadamente complejos, tales como la Consolidación, la Presupuestación y la Previsión, no son adecuados para ser gestionados en este tipo de formatos ya que dan lugar a una alta probabilidad de errores. Por el contrario, las mejores prácticas consideran que los datos estén almacenados en un solo repositorio que incorpore herramientas analíticas potentes y controles que garanticen validez, seguridad y calidad.

El clásico «row and column» de los datos del reporting financiero debe ser llevado a otro nivel, añadiendo contexto. Los profesionales de las Finanzas que no lo hagan no podrán cumplir con el objetivo principal del reporting financiero: llegar a las personas adecuadas, en el momento adecuado y con una información exacta y útil.