Blog Finanzas | 6 junio 2019

¿Cómo identificar una tendencia de mercado y sacarle partido?

Tendencia financiera-min

Que nadie te «venda» ninguna «moto». El comportamiento de cualquier tendencia de mercado está sujeto a infinidad de factores y condicionantes — muchos de ellos aparentemente insignificantes — que actúan de manera simultánea e interconectada. Ningún gurú puede «predecir» el comportamiento de los mercados, ni anticiparse a un cambio significativo en ellos, para adquirir ventaja competitiva. Y si te dice que puede hacerlo, sencillamente miente. El secreto en el análisis de los mercados está en la información. Los datos son la clave de todo. Y para adquirir una posición que te beneficie la inteligencia financiera puede ser tu principal aliada.

Un plan financiero flexible. La vista siempre puesta en los detalles

Tu plan financiero tiene que tener en cuenta el mercado para el que está pensado. Todo se reduce al simple hecho de obtener beneficios a un coste lo más reducido posible con un producto o un servicio de calidad en un mercado determinado. De nada valen unos ratios financieros prometedores y un plan financiero sólido — en apariencia — como el granito, si el mercado cambia de comportamiento y, ni has sabido verlo venir ni estás preparado para la contingencia.

Y ver las cosas venir no es sinónimo necesariamente de ser los primeros. Para detectar cambios en los mercados, variaciones en las tendencias, es imprescindible ser paciente porque, a la larga, acarrea consecuencias positivas. Paciencia y ojo en los detalles, de los que pueden «hablarte» los datos. No hace falta más. Normalmente se califica una tendencia, alcista o bajista, cuando se detecta un aumento o una disminución en los precios, en la demanda, en el comportamiento de las materias primas, etc.

Teniendo siempre en cuenta, claro está, que no tiene por qué tratarse necesariamente de un cambio de tendencia en el mercado. Podríamos estar ante una corrección o una variación puntual del precio demandada por el propio mercado en un momento determinado. Pero ¿y el resto de factores que entran en juego?. Un software de gestión financiera apropiado puede hacer que tus procesos financieros estén consolidados, que tus informes y presupuestos respondan a las condiciones reales del mercado y que los datos con los que trabajes — por supuesto, en tiempo real y abiertos al trabajo colaborativo en red de múltiples nodos o sedes corporativas — te permitan reaccionar ante un cambio de dirección. Incluso si operas a nivel internacional o con distintas divisas

Planificación estratégica y control del valor financiero

A pesar de que la paciencia es esencial, no puedes permanecer «al albur» del comportamiento del mercado. Toda tu gestión presupuestaria, toda tu estrategia debe estar preparada para reaccionar con agilidad ante un contexto no previsto. Debes ser capaz, gracias al software de gestión financiera, de agregar datos provenientes de otros sistemas, reducir los tiempos de elaboración si es necesario y «pivotar» si la situación lo requiere sin que la integridad de los datos se resienta.

Se trata, en definitiva de vigilar por un lado el comportamiento del mercado gracias a la ayuda que te aportan los datos de la inteligencia financiera y, por otro, ser capaz de gestionar toda tu cadena de valor financiero a corto, medio y largo plazo. Sin que tus objetivos y estrategias «sufran» y, a ser posible, obteniendo una posición de ventaja respecto a tus potenciales competidores.

Si vas a hacerte con una solución tecnológica que se convierta en tu aliada estratégica, asegúrate que puedes cubrir con ella todos los frentes que tu negocio necesita, que todos los departamentos y responsables clave pueden actuar en red y en tiempo real y que tu posición contable y financiera es lo suficientemente segura y flexible para, con datos en la mano, aprovechar un cambio de comportamiento en el mercado, si es que se produce.

 

Síguenos en LinkedIn