RRHH | 9 marzo 2020

La digitalización al servicio de la experiencia del empleado

La digitalización al servicio de la experiencia del empleado

El 40% de los Managers de RRHH encuestados por Markess ven el desarrollo de la digitalización y su aplicación en la experiencia del empleado como un reto crucial para el año 2020.

Las empresas deben preocuparse por tener una reputación digital y un «employer branding» adecuados. Esto permite atraer el talento hacia nuestra organización. Para ello, el employer branding requiere una presencia meditada y coherente en las redes sociales. Además, es fundamental contar con los colaboradores en las redes sociales de manera activa y mostrando sentido de pertenencia a la compañía.

Involucrar a los empleados de forma continua

El compromiso de los empleados es un proceso continuo. Esto implica que la empresa debe involucrar e informar a todos en las elecciones estratégicas, fusiones, adquisiciones, etc. De esta forma, el trabajador se sentirá integrado y partícipe de las decisiones de la compañía.

Además, la flexibilidad laboral se convierte en un elemento indispensable del compromiso de todos. La posibilidad de trabajar a distancia o de adaptar los horarios de trabajo a las obligaciones personales es ahora posible gracias a herramientas cada vez más eficaces. La generación Millennial, altamente dependiente de la tecnología digital y sensibles a las causas sociales, acentúan este fenómeno y empujan a las empresas a modernizar sus herramientas y a revisar sus políticas de igualdad.

La digitalización del trabajo tiene muchas ventajas, tanto para la empresa como para el empleado, principalmente:

  • Limitar errores.
  • Autonomía y flexibilidad para los trabajadores.
  • Liberar tiempo para centrarse en tareas de valor añadido.
  • La dirección de RRHH podrá reunir una serie de datos que facilitarán la toma de decisiones.

Digitalización e Inteligencia Artificial

Hoy en día, sólo el 19% de los directores de RRHH han invertido en la Inteligencia Artificial, pero una gran mayoría es consciente de la necesidad de contar con esta tecnología en un futuro muy próximo. Gracias a las herramientas de software que cuentan con la IA, el departamento de RRHH puede tener una visión de 360° del empleado. Esto nos permite responder de manera óptima a las necesidades y expectativas de los empleados en la empresa. Como consecuencia, la experiencia del colaborador va a mejorar en gran medida gracias a los objetivos personales o los planes de carrera, entre otros.

En términos de contratación, las analíticas de RRHH permite vincular las Soft Skills de cada individuo con las Hard Skills esenciales para el puesto y así limitar los errores. Esto asegura que el talento está en línea con los objetivos de la empresa. Tener en cuenta las Soft Skills permite a los managers ir más rápido en el proceso de selección de candidatos y tener un enfoque más personalizado con cada miembro de su equipo.

 

Síguenos en LinkedIn