RRHH | 3 febrero 2020

La experiencia del Colaborador, clave para tu empresa

La experiencia del Colaborador, clave para tu empresa

Los RRHH están viviendo una metamorfosis, y la experiencia del colaborador es clave en este proceso. La responsable de este profundo cambio, es la revolución tecnológica y requiere la implementación de un ecosistema ágil que vincule todos los departamentos de la empresa.

Todas las funciones de la organización tienen un papel en este cambio. Sin embargo, la función de RRHH destacan en este especto por su vinculación con todas las personas de la empresa.

La capacidad analítica, los procesos mejorados apoyados por plataformas digitales y las técnicas de colaboración pueden estimular la labor de colaboración y la adopción de decisiones más horizontales. La idea de la función es fomentar la comunicación interna, acelerar el aprendizaje, promover la innovación y fortalecer el sentido de pertenencia de los empleados. RRHH es aquí el creador de la comunidad digital de su empresa.

Desarrollo de equipos y liderazgo

La otra palanca que se activará es la de la capacidad de desarrollar las habilidades, en particular las digitales, de sus empleados. Esto implica la creación de programas de concienciación que proporcionan caminos de aprendizaje para los empleados según sus diferentes áreas de especialización.

El desarrollo de la capacidad de liderazgo de ciertos individuos es igual de esencial para asegurar una cierta continuidad en los equipos. Esto implica el establecimiento de una fuerte cultura corporativa y la aplicación de aspectos fundamentales como la gestión de las emociones de todos, la resolución de conflictos internos y las técnicas de comunicación pública e interna.

Aplicación de una sólida cultura organizativa

Comprender los diferentes modelos culturales para determinar cuál se ajusta mejor a la visión y objetivos de la empresa. Para ello, es imprescindible disponer de modelos analíticos que ayuden a identificar las necesidades reales y las expectativas cotidianas de los empleados. Es cuestión de pasar de una evaluación de rendimiento a una medición más humana.

La experiencia de colaboración

Fomentar el compromiso y el apego a la empresa implica abrir diferentes actividades o mejorar el rendimiento de los empleados en sus tareas. Cada vez se habla más del marketing de RRHH, y esto es totalmente cierto. La puesta en práctica de esta experiencia de los empleados requiere la aplicación de métodos y principios de comercialización. Se trata de tratar a su empleado como un cliente, usando los mismos métodos para construir la lealtad. Una cierta calidad de vida en el trabajo se convierte en algo natural: la autonomía, la flexibilidad, el reconocimiento, la igualdad, el crecimiento horizontal, todos estos elementos se han convertido en esenciales.

Análisis de RRHH

Los datos son el combustible del siglo XXI. Hoy en día, la multiplicación de los datos ha puesto totalmente patas arriba la capacidad de análisis. Para RRHH, el nuevo desafío es cómo transformar esta riqueza de información en valor para la empresa. Poder hacer análisis, entenderlos e integrarlos en el día a día de la organización se convierten en habilidades esenciales.

La analítica de recursos humanos también desempeña un papel en la formación, que es hoy en día una de las preocupaciones de los directivos de las empresas. La analítica permite medir el impacto de la inversión directamente en los resultados financieros de la empresa.

El Employer Branding

Conocer y llevar a cabo actividades sociales y culturales en la empresa es un arma formidable en la implementación del employer branding. Para RRHH, el primer paso es reforzar el apoyo a los empleados y luego promover la comunicación externa para atraer nuevos talentos. Para ello, los mejores embajadores de la empresa siguen siendo los empleados. Esto implica la creación de blogs de empresas, redes sociales, y por supuesto, contar con cierta calidad de vida en el trabajo.

 

Síguenos en LinkedIn